domingo, 18 de octubre de 2009

El libro más caro del mundo.

*****************

Hace tiempo pedí que me enviarais fotos de vuestros trabajos con mis papeles
y me acaban de llegar unas de un trabajo estupendo
tras el que se esconde una triste historia.


Los autores de esta encuadernación son una pareja de artesanos
que viven en una famosa ciudad española,
una de esas cuatro o cinco que fueron más
de lo que hoy son.

Tienen un taller pequeño y precioso,
con un muro revestido de rancio ladrillo,
que avalora aún más el trabajo que hacen.

Viven de una antigua artesanía.
Hacen carpetas, libros, diarios, agendas,
todo tipo de objetos de escritorio.

Con sus manos solas y con muy pocas cosas más:
brochas, pegamento, papel, cartón...

Preparan todos estos objetos durante el año
y luego recuperan lo invertido
y algo más para seguir viviendo,
en la tradicional Feria de Artesanía
que se celebra en su ciudad,
como en tantas otras de España,
durante la Navidad.

Así lo llevan haciendo desde hace años,
pero cada vez
hay que presentar una obra representativa de lo que hacen,
y esperar la admisión
y el sorteo de los puestos.

Este año presentaron el libro que habéis visto,
al que protegieron con una caja a juego.



A mi me ha encantado porque conozco el buen gusto que tienen,
y porque me enorgulleció mucho que eligieran uno de mis papeles
para realizar esta "pieza".



Estoy seguro que son unos artistas.
Quizás las manos de él, puede que la inspiración de ella.

Fijaos en esa ancha banda de tela roja de la caja de protección.



Está en uno de los lados del estuche...


... pero no en el otro.


¿Que porqué?
Muy fácil.
No había papel para más.

Aunque no me lo dijeron, estoy seguro.


Tanto, como que la manera de resolver el problema
es una genialidad.

Pasa tantas veces...

el punto más débil se convierte
en el detalle más elegante.



Todavía preguntareis que dónde está la triste historia.




La triste historia es que no pudieron entrar en la Feria,
se quedaron fuera porque al parecer...

... este libro con su cajita no es un trabajo "artesano".



¿Podéis comprenderlo?...

No.
Con seguridad que no.
Pensáis lo mismo que yo.
Una injusticia.

***

Los artesanos de esta historia, que tan solo,
y nada menos que artesanos es lo que son,
deben ahora buscar otra ciudad que les acoja,
donde puedan ganarse su pan.

En la siguiente foto podéis ver uno de sus álbumes,
y al fondo,
un buen montón de las agendas
que les proporcionan el sustento.


Deseo que encuentren pronto la solución a su dilema,
muy felices serán los habitantes de la ciudad que les admita,
porque podrán disfrutar de los objetos de su artesanía.



Pero si cualquier cosa se tuerce,
y el mal destino aparece,
estos artesanos tendrán que cerrar su taller.

Y su libro con cajita,
la obra que presentaron como la mejor que podía de sus manos salir,
se habrá convertido para ellos en

EL LIBRO MÁS CARO DEL MUNDO.




7 comentarios:

Sótano dijo...

¿podemos hacer algo?¿Podemos comprar sus agendas?¿podemos hablar con el político de turno o el funcionario que decide qué es artesano?.Me ofrezco.

Emma y Xoán dijo...

Yo se lo que se siente...y me da mucha lastima por que es muy duro cuando ves como te quitan el pande la boca, a mi me esta pasando, intento mantenerme he empezado muy discretamente y parece que no doi salido, vivo en Santiago de Compostela, me dijeron que aquí estaba en auje la encuadernacion y ....por haora solo invienrto y apenas beneficio, las xuntas no dan ayudas ni ponen ferias, y las que ay...en fin son mafias.Asi que amigos solo os puedo desear lo mejor y que lucheis porque vuestro trabajo es esquisito, y eso al final cuenta.

Diana dijo...

Es una pena que tan bello trabajo haya sido rechazado. Lamentablemente existen figuras a los qué se les ha llamado "MAESTROS", los cuales deciden de manera arbitraria, quién puede o no pertenecer a un grupo o participar en determinado proyecto o exposición.
La buena noticia es que habrá otras ferias y espacios como este, donde será valorada su dedicación.

elMalik dijo...

Es una vergüenza que la gente honesta que vive de su trabajo tenga que atenerse a lo que personas con dos dedos de frente consideren bueno o malo, sin saber el esfuerzo, la técnica y la historia que hay detrás de algo, como lo es el caso de la encuadernación. Lo que queda es organizarse para que estas bestias aprendan a respetar nuestro trabajo. Felicidades por tan bonito trabajo y un abrazo desde México, ¡No cejéis nunca en vuestro empeño!

Anónimo dijo...

Tristemente fascinante esta historia Antonio, de aquello ya hace dos años, espero que éstas personas hayan salido adelante con su gran trabajo.
Tu papel, simplemente fenomenal.
Saludos

Raúl Díaz Heredia, desde México

Antonio Vélez Celemín dijo...

Gracias a todos por vuestro apoyo.

Claro que salieron adelante, siempre se sale, trabajando y luchando, fue un golpazo, por absurdo y sinrazón, pero ya es historia.

Martin Alejandro Montironi dijo...

Hola: como dicta una frase radicional del tango argentino, se me ha piantao un lagrimón despues de leer sobre esta injusticia, pero dicen por alli que cuando Dios te quita algo de la mano, es porque te dara algo mas grande aún, entre esas cosas esta mi admiración por tan bella obra y la imaginativa solución encontrada para el aprovechamiento del papel.Para esa pareja, el mejor de los deseos de éxito pues lo que se hace con amor, trae aparejado solo eso: ÉXITOS!!
Saludos desde Cordoba, Argentina
Martin Alejandro Montironi