domingo, 10 de noviembre de 2013

Cursos en MÉXICO

************************
 Viaje a...


Gracias a los desvelos de mi querida Diana Velázquez Padilla, para quien  nunca tendré suficientes palabras de agradecimiento, y en colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) voy a dar TRES cursos de iniciación al marmoleado en el D.F.

El primero, del 28 al 30 de Noviembre, tiene este enlace para inscribirse:


No puedo describir la ilusión que tengo, pero si el contenido de cada curso:

Serán tres días intensos de práctica del marmoleado. 

Cada alumno tendrá una cubeta a su disposición para pintar los papeles que iré enseñando a hacer. Que luego quedarán de su propiedad...

Pero antes, al comenzar cada día, explicaré un poco, no más de un rato cada vez, el maravilloso mundo de los papeles decorados según la siguiente división:

1. LA DECORACION DEL PAPEL EN ORIENTE.
2. LA DECORACION DEL PAPEL EN OCCIDENTE.
2A. DECORACION INDUSTRIAL: XILOGRAFIA Y CALCOGRAFIA
2B. DECORACION ARTESANAL: MARMOLEADO Y ENGRUDO

Y luego, nos dedicaremos al marmoleado el resto del día:

3. DEDICACION ESPECIAL AL MARMOLEADO.
3A. TECNICAS HISTORICAS
3B. MARMOLEADO PRACTICO: MODELOS DE GOTAS, DE PEINES, MARMOLEADO ARTISTICO Y MARMOLEADO EN SOPORTES DIFERENTES AL PAPEL. TECNICA DE PLANTILLAS Y RESERVAS Y MARMOLEADO DOBLE. 


 explicaré la técnica y muchos modelos diferentes, del repertorio clásico y del ultramoderno.

Espero que después de este curso cada alumno sepa distinguir a la vista de cualquier papel la diferente técnicas de decoración que se empleó en su manufactura y, desde luego, en cuanto al marmoleado, que pueda pintar con cualquier gama de colores el modelo que desee.

Y que, si tiene aspiraciones artísticas, pueda emplear esta técnica como parte de su trabajo, en sus lienzos, o en objetos tridimensionales, madera, escayola, barro...

Un cordial saludo a todos






4 comentarios:

Motenehuatzin dijo...

¡Bienvenido a México Maestro!

cocoliso dijo...

Los mexicanos están de suerte, seguro que aprenderán y disfrutarán muchísimo con un maestro así.

Diana dijo...

Desde 2006 cuando nos conocimos tuve el sueño de que algún día vendrías a México. Ha sido un gusto enorme lograr esto junto contigo después de varios intentos. Por ello va mi enorme agradecimiento a Omar Escamilla y a Laura Milán por recibir y apoyar con gran entusiasmo este proyecto para tener como sede el taller de restauración del acervo del Palacio de Minería así como a la Lic. Anabel Branch. Mención aparte merece mi agradecimiento a ti y a Mercedes. Buen viaje y bienvenido Antonio.

Maria gracia morales dijo...

Hola Antonio:
Ante todo felices fiestas.
Nunca he escrito nada en este blog porque, aunque parezca mentira, no me había parado a leerlo con cierta tranquilidad. ¡Y ha sido un error!
Mi "historia de amor" con el marmoleado empezó con un curso que hizo mi hermana en el taller de Piedad Martínez, durante el cual, adquirió tu libro.
Me gusta mucho la pintura y mi hermana me explicó lo que iban a hacer en el taller de encuadernación contigo, y me pareció fascinante, pero no pude asistir, aunque debo decir que me corroía la envidia...
Después vi los papeles que habían hecho y ya no había nada más que corroer...
Al poco tiempo mi vida dio un giro inesperado y de repente tenía mucho tiempo libre y poco dinero... así que se me ocurrió que quizá si me enteraba de cómo se hacían esos papeles tan maravillosos y me montaba un tallercito en el garaje del pueblo, podría sacar unos eurillos, de modo que, ni corta ni perezosa, compré el material necesario y me tiré a la piscina para aprender a nadar, con tu libro, que me empapé como una posesa.
Me pasé el verano haciendo papeles y cuando se los llevé a Piedad, muy ufana yo de mis logros, me di cuenta de que ya no eran tan bonitos como me habían parecido en un principio, sobre todo al compararlos con los de otras personas; mis papeles parecían viejos, sucios y desvaídos... ¡qué bajón!
Luego me fui un fin de semana a hacer unos pocos más, y la mejoría se iba notando, y los últimos que he hecho los he disfrutado como nunca, aunque están lejos de ser lo que creo que deberían ser.
Las dificultades que me he encontrado están comentadas en el blog, y cuando las leí pensé: ¡claro, eso es!
Yo no uso agua destilada, no me lo puedo permitir de momento, pero algún día probaré. Lo que sí que me pasa es que cuando me queda poco baño, está tan saturado de pinturas que se imprime el color diluido en lugar de los que he puesto en el baño, creo que tengo que practicar mucho todavía y apuntar todo lo que hago, de momento, sólo he apuntado lo que he notado que va mejor, para descubrir que estaba aclarado ya aquí.
Termino ya y quiero agradecer el esfuerzo que haces para difundir esta maravillosa técnica con la que se disfruta tanto, al menos es lo que yo he experimentado, y espero seguir disfrutando cada vez más.
Recibe un saludo:
Mª gracia.